Translate

sábado, 9 de enero de 2016

A 111 años del domingo sangriento



A 111 AÑOS DEL DOMINGO SANGRIENTO

por Ximena Krásnaya


Un día como hoy, 9 de enero según el antiguo calendario, en 1905, la Guardia Imperial Rusa realiza una matanza de pacíficos manifestantes en la ciudad de San Petersburgo, Imperio Ruso.
Después de haber realizado varias huelgas a fines de 1904, doscientos mil obreros organizados por el Padre Gabón se reunieron ese frío domingo frente al Palacio de Invierno, entonces la residencia del zar Nicolás II. Sólo pedían mejorar las condiciones laborales y salarios dignos, llevando retratos del "padrecito zar" e íconos religiosos, demostrando así que sus intenciones eran pacíficas.


El 9 de enero del año 1905 los obreros rusos aún creían en el zar, en Dios y en los popes. Con íconos en las manos, teniendo un pope a la cabeza, ellos se dirigieron al zar buscando alivio a sus vidas.
EL ZAR DISPARÓ A LOS OBREROS
DIOS NO AYUDÓ A LOS OBREROS
EL POPE TRAICIONÓ A LOS OBREROS
El zar asesino debe ser ejecutado, la burguesía derrocada,
El poder a las manos de los obreros
EL FUTURO SERÁ NUESTRO.

El Gran Duque Vladímir Aleksándrovich, - tío del zar Nicolas II, quien no se encontraba en ese momento en el palacio- ordenó abrir fuego contra los trabajadores, matando así a unas 200 personas inocentes y dejando heridas a alrededor de 800, incluyendo mujeres y niños. La noticia de aquella masacre rodó por todo el país, causando una ola de huelgas. Se sublevaron en las zonas rurales los entonces analfabetos campesinos; aquella tragedia provocó que durante un año hubieran motines en las Fuerzas Armadas
El zar intentando calmar las aguas y para que el pueblo ruso no continuara revelándose creó en 1906 la Duma, Parlamento Ruso. Vano intento, ya que aquellos asesinatos y bárbara represión no serían olvidados por los obreros y campesinos; tampoco la olvidarían los soldados rasos ni intelectuales como Gorki, quien escribiría su magnífico relato "9 de enero". Los socialistas boicotearon la Duma, siendo su actividad suspendida en el año 1917 debido a la Primera Guerra Mundial y al triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre.
Un diario ruso de 1923 decía:

"El 9 de enero del año 1905 los obreros rusos aún creían en el zar, en Dios y en los popes. 
Con íconos en las manos, teniendo un pope a la cabeza, ellos se dirigieron al zar 
buscando alivio a sus vidas.
EL ZAR DISPARÓ A LOS OBREROS
DIOS NO AYUDÓ A LOS OBREROS
EL POPE TRAICIONÓ A LOS OBREROS
El zar asesino debe ser ejecutado, 
la burguesía derrocada, 
El poder a las manos de los obreros
EL FUTURO SERÁ NUESTRO."

Ximena Krásnaya
Buenos Aires, 9 de enero de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada